Sentido de Estado

   El mediocre nivel de los políticos españoles es tan constatable como aterrador. No es que España nos tenga históricamente acostumbrados a políticos brillantes, ni mucho menos, pero hay momentos cruciales en los que sufrir de este mal puede tener consecuencias devastadoras. El mediocre, en contra de lo que él mismo cree, es un tipo extremadamente peligroso porque no sólo no es consciente de su tremenda limitación intelectual, sino que además tiene un alto concepto de sí mismo. Si examinamos detenidamente a los líderes de los principales partidos– en el caso del PSOE multiplican por tres- ninguno ha demostrado tener lo que tanto se reclama: altura de Estado.

   Es cierto que eso de la altura de Estado es un concepto discutido y discutible, que diría Zapatero. Sin ir más lejos, el Sr. Egibar el otro día pedía al Gobierno de España altura de miras para facilitar el bochornoso desarme de ETA. Difícilmente nadie en su sano juicio que no esté imbuido de la perniciosa ideología nacionalista – valga la redundancia- dará la interpretación al citado concepto tal y como lo hace el insigne político vasco.

   Estar a la altura de las circunstancias es una frase tan usada y abusada por nuestros mediocres y sectarios políticos que ha perdido su auténtico valor. Se ha convertido en puro tacticismo partidista, en un medio como otro cualquiera de llevar al huerto al contrario. Cuando un nacionalista pide de forma muy solemne afrontar el conflicto con altura de miras –ellos siempre hablan en modo histórico y prebélico- lo que realmente quiere decir es que hay que pasar por encima de la ley sin despeinarse, en aras de la voluntad popular, porque ellos y sólo ellos son sus legítimos intérpretes. Eso, en realidad, es estar a la altura de sus circunstancias.

   Por otro lado, la expresión sentido de Estado también es muy utilizada para invitar al pacto en el ámbito político nacional. Naturalmente, sirve para dejar en mal lugar al que no está dispuesto a la coyunda puesto que actúa como chantaje emocional. Es un arma arrojadiza de extraordinaria eficacia. De hecho, de Susana Díaz –política inepta por excelencia- se dice que es la mejor candidata para dirigir el PSOE porque es la única con sentido de Estado. Lo dramático de la situación es que es cierto: es la única de los tres candidatos que no quiere entregar el partido socialista en brazos de Podemos. Así que todos aceptamos pulpo como animal de compañía.

   Pretender convencernos de que alguno de los cuatro principales partidos está a la altura de las circunstancias en las que se encuentra España es insultante. Porque en su terrible y miserable mediocridad cada uno nos vende que son los únicos capaces de velar por los intereses de la nación y sus ciudadanos, asumiendo en el discurso la exclusividad, por supuesto. Mientras tanto, se pelean entre ellos, los gobiernos regionales se convierten en moneda de cambio, se desangran en sus luchas intestinas por una parcela de poder e hipotecan el futuro de España aportando como aval la unidad de España, nuestro futuro y el de nuestros hijos. Lo demás no importa. Lo importante es tener sitio en el chiringuito. Gracias señorías.

Publicado el 28 de marzo de 2017 en @XYZdiario

http://xyzdiario.com/opinion-destacada/opinion/sentido-de-estado/

Anuncios

Autor: carmenalvarezvela

Inconformista por naturaleza. No me resigno a casi nada a no ser que sea irremediable. Defiendo la libertad y la unidad de España. "El peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada", Emmanuel M. Alcocer. Estudié Derecho y me gano la vida haciendo números.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s