DERECHO A DECIDIR: ¿Es el derecho a decidir un derecho histórico, es quizá un derecho emanado de la voluntad del pueblo oprimido? ¿De qué pueblo, de qué voluntad y de qué opresión hablamos? Texto de @Filomat_

En una anterior colaboración hablamos de la Idea de nación y sus tres géneros (biológica, étnica y política) y siete especies (de una pate de un organismo, grupal, periférica, integrada, histórica, canónica o política y fraccionaria). En esta ocasión queremos hablar muy brevemente de una cuestión palpitante y que las que pretenden ser naciones de última especie en España plantean cada dos por tres (así como diversos partidos políticos). Hablamos del derecho a decidir, una cosa muy oscura y confusa. Y es que los derechos, a no ser que aceptemos la existencia de derechos naturales y profundicemos en las pantanosas aguas de la teología y el idealismo antropológico, son algo que conceden los Estados (e imperios) y sólo ellos. Esto es, no hay más derecho que el derecho positivo que da e impone un Estado, ni más justicia que la que impone ese derecho que el Estado garantiza mediante su cumplimiento y ejercicio.

Así pues, ese derecho a decidir, ¿de dónde sale? De la Constitución española está claro que no, y ya el TC se ha pronunciado varias veces en contra. ¿De dónde se sacan estos señores –y señoras– secesionistas tal derecho? ¿Es un derecho histórico, es quizá un derecho emanado de la voluntad del pueblo oprimido? ¿De qué pueblo, de qué voluntad y de qué opresión hablamos? ¿Alguien sabe en claro de qué va todo esto?

Por otra parte, ¿qué se decide con ese derecho a decidir? ¿Y quién lo decide? ¿Qué es el pueblo vasco, el gallego, el catalán, el murciano, el valenciano, el mallorquín, etc., y qué no? ¿Son los que viven en esas regiones o comunidades? ¿Son los nacidos en ellas aunque estén fuera? ¿Son todos los presentes en esa región aunque hayan nacido en Senegal o China?

Esto se antoja más difícil de entender que el dogma de la santísima trinidad. Aunque si a un servidor le preguntasen qué le parece todo esto respondería sin tapujos que es un invento descomunal sin sentido alguno, que no hay por dónde agarrarlo. Un fantasma político e ideológico, una perversión histórica que está dando de comer a mucha gente y haciendo derrochar dinero y esfuerzos. Así como dividiendo y mutilando a los españoles. Por otra parte si a servidor le volvieran a preguntar si ese derecho a decidir que quieren arrogarse algunos catalanes y vascos (entre otros muchos españoles enfermos), repetimos, algunos, puede darse, la respuesta sería corta y clara: no. Y eso por qué. Fácil: por cuestiones de soberanía. Porque España es una nación política compuesta por ciudadanos, no súbditos –figura a la que se asemejan los adoctrinados nacionalistas– en la que cada uno de sus miembros forma parte plena del Estado y de su territorio nacional y por tanto tiene tanto derecho a cada centímetro del suelo español como cualquier otro. Porque la soberanía no se puede dividir ni ceder ni fraccionar o no es soberanía. Y menos hacerlo rompiendo los derechos de todos los españoles –pues los nacionalistas o secesionistas, por mucho que se proclamen en contra, siguen siendo tan españoles como los demás–. De ahí que haya pocas cosas más derechistas que el nacionalismo, que busca siempre romper la igualdad de los ciudadanos españoles en función de unos delirios históricos y victimistas que desde hace muchas décadas están generando privilegios –lo cual, de nuevo, es una ruptura de esa igualdad–.

A su vez, algo que los secesionistas y todos aquellos que sin serlo los apoyan –que para el caso es lo mismo– son incapaces de entender es que si tuvieran ese derecho que reclaman ya tendrían la soberanía para decidir lo que quisieran y no haría falta consulta alguna para romper el país. O dicho al revés, que si tienen que estar reclamando ese derecho a decidir –sea lo que sea– es porque realmente no lo tienen ni lo pueden tener y se lo quieren sacar de la chistera.

¿Dejaremos el resto de españoles que les salga bien el truco y nos roben lo que es nuestro, de todos, sin hacer nada?

Anuncios

Autor: carmenalvarezvela

Inconformista por naturaleza. No me resigno a casi nada a no ser que sea irremediable. Defiendo la libertad y la unidad de España. "El peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada", Emmanuel M. Alcocer. Estudié Derecho y me gano la vida haciendo números.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s