La diáspora vasca IV. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Texto de Eugenio Narbaiza @eugenionarbaiza

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son sin lugar a dudas unos importantes protagonistas de lo que podemos denominar “LA DIÁSPORA VASCA” por las consecuencias que han sufrido sus miembros, a la hora de servir en el País Vasco y por los efectos negativos que estos actos de servicio, les han generado tanto a su vida personal como a su desempeño como policías nacionales o guardias civiles. Creo que este es un tema que no se ha tocado casi nunca, por lo que considero que es importante profundizar en él, razón por la que vamos a subdividir este apartado en otros tres. El primero se centrará en situaciones que viví durante mi niñez relacionadas con las FCSE, el segundo se centrará en mi experiencia como periodista y mi relación con estas y un tercer subcapítulo centrado en el análisis de situación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, durante su actuación en el País vasco, desde la década de los 70 hasta la fecha.

Mis primeros recuerdos respecto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se remontan a la década de los setenta, hacia finales, cuando siendo un preadolescente, acudí con mi abuelo paterno al cuartel de la Guardia Civil de una localidad guipuzcoana, con motivo de la celebración de las navidades, en donde mi abuelo, un viejo requeté y español, les llevaba como regalo una caja de vino de rioja para conmemorar esas fiestas. Mi abuelo me prohibió contar este acto de generosidad a nadie, argumentando que nos jugábamos la vida si se enteraban en el pueblo de haber dado este aguinaldo navideño.                                                                  

Posteriormente y en ese mismo año, regresando a nuestro domicilio de fuera del País Vasco, recuerdo que en el alto de Azcárate, en un control establecido por la Guardia Civil, mi padre protestó enérgicamente porque los números que ejercían esa labor de control, sin apenas dar los buenos días, metieron las puntas de sus metralletas dentro de la ventanilla del vehículo, estando nosotros detrás, sin tener en cuenta la corta edad que teníamos.

En aquella época de la historia de España, recién establecida la democracia y con una ETA en plena actividad, tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional, vivían momentos de gran tensión, fundamentalmente porque en la mayoría de los casos, sus miembros acudían al País Vasco nada más salir de la Academia de la Guardia Civil o como destino forzado, sin tener el conocimiento necesario del terreno al que se enfrentaban o sin los parámetros psicológicos imprescindibles para enfrentarse a una situación que me atrevería a calificar de pre-guerra.

Por aquel entonces, recuerdo a mi padre relatar como la Guardia Civil se encontraba hacinada en los cuarteles, cuya situación de mantenimiento y deterioro era más que evidente, viviendo en una especie de gueto, puesto que en muchas poblaciones del País Vasco, apenas colgar el uniforme lavado en el tendedero de casa, les suponía un peligro tremendo y les delataba como miembros de la benemérita. O cómo apenas salían del cuartel en sus ratos de ocio para relacionarse entre ellos en sus momentos de asueto, lo que era un rato de supuesto descanso, se convertían en situaciones en las que los compañeros terminaban comentando las operaciones que realizaban o las dificultades que sufrían en la convivencia diaria en los pueblos del País Vasco profundo. Como anécdota significativa de lo que estoy relatando, puedo contar en primera persona, la experiencia vivida por un familiar cercano, que a pesar de ser nacionalista y de oficio carnicero, suministraba piezas de carne al cuartel de la Guardia Civil de su pueblo. Al enterarse los proetarras de esta circunstancia, a pesar de no estar de acuerdo con las presiones que sufrían los miembros de la benemérita, dejó de servirles sus pedidos de carne, porque le amenazaron con volarle el negocio o hacer pagar las consecuencias de su acto de “colaboración con los españoles” a su familia. 

Definitivamente la Guardia Civil y el resto de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, vivieron momentos de preguerra en el País Vasco, debido fundamentalmente a los acontecimientos que se sucedieron, a la mala y nefasta preparación que tenían, puesto que en la mayor parte de los casos, no conocían el terreno que pisaban y acudían en ocasiones de regiones españolas muy diferentes al clima que se vivía en esa comunidad autónoma y también hay que decir que por razones económicas; teniendo en cuenta que servir en el País Vasco implicaba un riesgo de vida, pero suponía un empujón económico, dado que existía un plus de peligrosidad complementario al salario que percibían.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, han sido y son otros héroes silenciosos del drama que ha sido para nuestra España las actuaciones de la banda terrorista ETA y sus continuos ataques a la democracia, pero ellos, nuestros servidores públicos, han demostrado con gallardía ser garantes de la democracia, de la libertad y sin lugar a dudas, merecen el homenaje, el cariño y la dedicación de todos los españoles, por el sacrificio que  han hecho dando sus vidas por la paz y la convivencia de todos nosotros.

Diáspora vasca I:

https://carmenalvarezvela.wordpress.com/2017/07/20/la-diaspora-vasca-texto-de-eugenio-narbaiza-eugenionarbaiza/

Diáspora vasca II:

https://carmenalvarezvela.wordpress.com/2017/07/30/la-diaspora-ii-las-causas-texto-de-eugenio-narbaiza-eugenionarbaiza/

Diáspora vasca III:

https://carmenalvarezvela.wordpress.com/2017/08/06/diaspora-vasca-iii-la-nueva-vida-texto-de-eugenio-narbaiza-eugenionarbaiza/

 

 

 

Anuncios

Autor: carmenalvarezvela

Inconformista por naturaleza. No me resigno a casi nada a no ser que sea irremediable. Defiendo la libertad y la unidad de España. "El peor error es el error de perderlo todo por no haber hecho nada", Emmanuel M. Alcocer. Estudié Derecho y me gano la vida haciendo números.

1 comentario en “La diáspora vasca IV. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Texto de Eugenio Narbaiza @eugenionarbaiza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s